Las fibras ópticas para entornos difíciles están diseñadas para su uso a temperaturas y presiones elevadas en entornos químicos agresivos. Las aplicaciones típicas incluyen las industrias del petróleo & gas y geotérmica, donde las fibras se utilizan para las mediciones de temperatura y presión en tiempo real en el fondo del pozo, la transmisión de datos y las aplicaciones acústicas, sísmicas y de imágenes. Las fibras Verrillon® para entornos difíciles de AFL se fabrican con una amplia gama de revestimientos poliméricos, como poliimida, silicona, silicona-PFA y acrilatos de alta temperatura. Además, nuestras fibras ópticas Verrillon están disponibles con un revestimiento hermético que impide la entrada de hidrógeno, humedad y ácido. Las fibras son aptas para funcionar en una amplia gama de temperaturas, desde la criogénica hasta la de 500ºC, en función de la combinación de revestimiento seleccionada. También están disponibles en una variedad de diseños de guía de ondas diferentes, incluyendo multimodo, monomodo, núcleo de sílice puro, insensible a las curvas y perfiles personalizados.

Tecnología de revestimiento de carbono: La barrera definitiva a la difusión de hidrógeno
Las fibras ópticas herméticas Verrillon de AFL’

se han utilizado con éxito en aplicaciones de fondo de pozo en todo el mundo. La composición y el método de fabricación exclusivos de nuestro revestimiento de carbono lo convierten en la barrera más fiable contra el hidrógeno para temperaturas superiores a 150°C. Nuestro sistema de supervisión en línea garantiza la integridad de la capa de carbono en toda la longitud de la fibra. Además, nuestra moderna instalación de pruebas de hidrógeno simula las condiciones de los pozos y proporciona predicciones de rendimiento a nuestros clientes.
 

Tecnología del vidrio: La máxima resistencia al oscurecimiento por hidrógeno a altas temperaturas

Con el desarrollo de las nuevas tecnologías de monitorización, como la temperatura, la presión, la deformación, el flujo, la sismicidad y la acústica, aumentó drásticamente la necesidad de contar con fibras y cables ópticos que soporten altas temperaturas (300ºC o más) y altas presiones parciales de hidrógeno en entornos de fondo de pozo.

Nuestro enfoque para las altas temperaturas y las altas presiones parciales de hidrógeno consiste en modificar la composición del vidrio del núcleo de la fibra óptica para hacerlo inherentemente resistente al ataque del hidrógeno. Esta investigación culminó en la serie VHM5000 de fibras que son completamente inmunes a la pérdida inducida por el hidrógeno. La tecnología de Verrillon®

VHM5000 es el resultado de un diseño de cristal optimizado de forma exclusiva por AFL.
 

¿Qué hace que la fibra de Verrillon® sea tan fiable?
  • El mejor revestimiento hermético de su clase garantiza que la fibra sea altamente resistente al hidrógeno molecular, al agua y a los productos químicos corrosivos
  • Los diseños químicos patentados del vidrio mejoran la resistencia al hidrógeno y reducen el oscurecimiento mostrando una pérdida insignificante tras una exposición prolongada al hidrógeno
  • La más amplia gama de revestimientos especializados del sector’
  • permite que las fibras mantengan su fiabilidad desde temperaturas criogénicas de hasta 500°C
  • El control de calidad y la certificación del producto mediante una técnica propia de monitorización en tiempo real garantizan una hermeticidad uniforme de la fibra a lo largo de longitudes continuas y probadas de más de 20 kilómetros
  • La gran variedad de diseños de guía de ondas incluye perfiles de índice gradual y multimodo, monomodo, de núcleo de sílice puro y de índice personalizado
  • Harsh-Environment-Fiber.jpg

    Productos para entornos agresivos Productos